San Isidro: el hospital central amplió su guardia.

El intendente de San Isidro, Gustavo Posse, visitó el nuevo espacio de la guardia del Hospital Central que tiene 14 camas, lo que representa una ampliación del ocho por ciento de las camas totales.

“Este nuevo espacio representa una ampliación en la capacidad de atención de este hospital, al que concurren buena parte de personas del Gran Buenos Aires; ya que esta guardia funciona pese a paros y diferentes situaciones. Se trata de una ampliación estratégica: más camas, más espacio, mejor funcionamiento del hospital y mejor servicio de atención”, contó Posse.

Gustavo Cardonatti, director asociado de Atención Ambulatoria del Hospital Central de San Isidro, agregó: “La ampliación del 8 por ciento son 14 camas más que incorporamos con toda la complejidad. Esta nueva sala, totalmente equipada, amplía la complejidad transformándose en un sector de atención de pacientes críticos”.

Relacionados: 

San Isidro: la auditoría empezó por el sistema sanitario

Luego de una auditoría interna, la nueva gestión municipal al mando del PRO, a cargo de Ramón Lanús, detectó irregularidades en la compra de insumos hospitalarios de la pasada administración radical y que en varios materiales se consiguieron precios más bajos en febrero que en noviembre.

“La administración anterior llevaba años de estancamiento. El equipamiento médico de los tres hospitales es insuficiente, mal mantenido y demasiado anticuado. Años de desidia y abandono dejaron su huella”, dijo Lanús, que cortó con 40 años de hegemonía de los Posse.

En relación al Hospital Central, uno de los más importantes de la zona norte, el intendente expuso en redes que los pisos 5, 6 y 7 no están habilitados para su uso. “Situaciones que debieran ser impensables en nuestro municipio”, dijo.

“Nuestro sistema público de salud municipal debe recuperar su prestigio, volver a ser modelo y orgullo para todos. Estamos comprometidos a eso y sabemos que lo vamos a lograr”, dijo Lanús.

Kicillof: “El único pacto que tiene la provincia de Buenos Aires es con su pueblo”

“La acción del Gobierno nacional no hay que mirarla en Tik Tok o en Twitter, hay que mirarla en la calle y en los barrios de la provincia: cuando ganó, Javier Milei era un enigma; cinco meses después ya sabemos que estamos ante una formidable estafa electoral”, afirmó este sábado el gobernador Axel Kicillof al encabezar el cierre del plenario de las Multisectoriales y la Militancia “La Patria no se vende”, frente a más de 35 mil personas en el Polideportivo Thevenet de Florencio Varela.

En ese marco, Kicillof subrayó que “en la campaña Milei aseguró que el ajuste lo iba a pagar exclusivamente un pequeño grupo al que denominaba ‘la casta´: hoy vemos que al ajuste lo están pagando los trabajadores, los jubilados y la industria nacional”. “El resultado de sus políticas es una caída de los ingresos como vimos pocas veces en la historia: no es una revolución, es un plan de destrucción del empleo y los derechos”, añadió.

Además, el Gobernador resaltó que “frente a los fondos que nos han quitado ilegalmente, ya hemos agotado todas las instancias administrativas y judiciales, por lo que tenemos una sola alternativa en el futuro: ir a reclamar todos juntos por los derechos de las y los bonaerenses”.

“No es un recorte solo para nuestra provincia, están pensando en un país en el que cada uno se salve como pueda”, expresó y manifestó: “El federalismo es el punto de partida de nuestro país: a las provincias argentinas les vamos a ofrecer la solidaridad de la provincia de Buenos Aires. No vamos a aceptar la disolución nacional: el pueblo bonaerense no se salva solo”.

La jornada contó con la participación de dirigentes políticos y representantes de distintos sectores de la comunidad, quienes debatieron en torno a 10 comisiones vinculadas a ejes como la producción, el trabajo, la salud y la educación, entre otros. Fue el resultado de una serie de encuentros que se llevaron adelante en diferentes localidades bonaerenses a partir del impacto de las políticas de ajuste del Gobierno nacional.

“En el Congreso de la Nación está en trámite la denominada Ley Bases, que ataca a los jubilados y a los trabajadores, y pretende otorgarle súper poderes a la intolerancia del Presidente”, remarcó Kicillof e indicó: “En esta jornada se ha dispuesto a marchar cuando se trate en el Senado y oponernos hasta derrumbar una ley que no tiene ni un solo artículo que beneficie a nuestro pueblo”.

Asimismo, sostuvo que “un pacto implica que diferentes partes se han puesto de acuerdo en algunos elementos después de instancias de diálogo: nunca nos llamaron para conversar, lo que pretende el Gobierno nacional es que firmemos la plataforma de Milei”. “Nosotros no estamos de acuerdo con esas ideas, así que esperamos que lo entiendan bien: el único pacto que tiene la provincia de Buenos Aires es con su pueblo”, resaltó.

“No se trata de un acuerdo de dirigentes ni producto del marketing, sino de un pacto real que se demuestra todos los días trabajando y recorriendo la provincia, con un factor central que consiste en construir una alternativa del campo popular a las políticas de hambre, de vaciamiento y de entrega del Gobierno nacional”, concluyó.

Durante la jornada, Kicillof se reunió junto al diputado nacional Julio Pereyra y el jefe comunal, Andrés Watson, con intendentes y dirigentes en la sede del Partido Justicialista de Florencio Varela. Estuvieron presentes la vicegobernadora Verónica Magario; la madre de Plaza de Mayo Carmen Arias; integrantes del gabinete provincial; legisladores nacionales y provinciales; intendentes bonaerenses; representantes de sindicatos y organizaciones sociales.

Bahía Blanca: plan de infraestructura bonaerense de 2600 millones de pesos

El intendente Federico Susbielles recibió al ministro de Infraestructura bonaerense, Gabriel Katopodis y juntos anunciaron inversiones para obras de infraestructura en Bahía Blanca.

Para esta primera etapa, el financiamiento supera los 2.600 millones de pesos e impactará positivamente en unos 5 mil habitantes. Las obras comenzarían en abril, con un plazo de realización estimado en los 180 días.

“Que Bahía Blanca mejore en infraestructura es muy importante, que haya una distribución equitativa, por eso tenemos el compromiso de que este año haya obras de asfalto en todas las delegaciones de la ciudad”, dijo el ministro de Infraestructura bonaerense, Gabriel Katopodis junto al intendente de Bahía Blanca, Federico Susbielles.

También se anunciaron inversiones para el recambio y colocación de luminarias LED, beneficiando a 40 mil vecinos de Loma Paraguaya, Villa Delfina, Maldonado, Noroeste, Pampa Central, 1° de Mayo, Villa Nocito, Vista Alegre y Vista Alegre II.

A su turno, el ministro Katopodis ratificó el compromiso del gobernador para con la ciudad: “Vengo con el mandato del gobernador de asegurar los fondos para que todas esas obras se puedan poner en marcha para que nosotros mes a mes podamos ir dando cuenta con el equipo del intendente de cómo van esas obras y al mismo tiempo abriendo frentes en la recuperación del sistema y el parque vial de la ciudad”, concluyó.

En la conferencia también estuvo presente Damián Costamagna, vicepresidente de la Autoridad del Agua quien informó que los usuarios que sufrieron afectaciones en el suministro de ABSA serán eximidos del pago de la tarifa de enero, febrero y marzo de manera automática, sin necesidad de realizar ningún tipo de trámite. Esto beneficiará a 250 mil vecinos de la ciudad.

Se informó una primera etapa de pavimentación de 48 calles de las delegaciones de Las Villas, Noroeste, Villa Rosas, Centro, Sequicentenario y General Daniel Cerri, con el objetivo de optimizar la circulación vehicular y peatonal, y brindar una respuesta a diversas solicitudes de vecinas y vecinos de las zona sur y noroeste de la ciudad.

De manera progresiva, las obras de pavimentación se realizarán en todas las delegaciones del partido de Bahía Blanca.