Lugano: nueva sede de las Fuerzas Especiales de la Policía de la Ciudad

El vicejefe de Gobierno porteño a cargo del Ministerio de Justicia y Seguridad, Diego Santilli, inauguró hoy la nueva sede de las Fuerzas Especiales de la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Villa Lugano.

“Para mí, que hayamos construido esto es muy fuerte. Arriesgar la vida por otro es una actitud muy noble”, sostuvo Santilli en el acto de inauguración del predio de 890 metros cuadrados.

En un respaldo explícito a los integrantes de la fuerza Santilli enfatizó: “Sepan que pongo el cuerpo por ustedes como ustedes ponen el cuerpo todo los días por todos nosotros. Tienen que sentir que sus dirigentes políticos los están respaldando”.

Junto a Santilli estuvieron el secretario de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, el jefe de la Policía de la Ciudad, Gabriel Berard, y el titular de las Fuerzas Especiales, comisario inspector Guillermo Vassallo.

Santilli en la inauguración del nuevo edificio de entrenamiento policial. (crédito: prensa Justicia CABA)

Por su parte, D’Alessandro consideró “un privilegio y un honor estar al frente políticamente de los hombres y mujeres de esta unidad como los de toda la Policía” y recordó que lo llenó de “orgullo” el reconocimiento de fuerzas provinciales y de países extranjeros a la fuerza especial de la Policía de la Ciudad.

Para Berard, en tanto, los miembros de las fuerzas especiales “son un ejemplo de superación y profesionalismo”. “Contamos con ustedes para este gran proyecto de policía”, agregó el jefe policial.

El comisario inspector Vasallo recordó la historia de esta fuerza especial que tuvo su primer caso importante en setiembre de 2017 cuando logró poner a salvo a los policías tomado de rehenes por dos delincuentes en Parque Chacabuco.

“A partir de ese día nació una fuerza joven, que dejó atrás obsoletas estrategias de seguridad”, dijo Vassallo. El edificio, ubicado en la intersección de las avenidas Ana Díaz y Larrazábal, cuenta con una superficie de 890 metros cuadrados cubiertos.

En el edificio hay dormitorios, vestuarios con lockers para 212 personas,  una sala de máquinas, oficinas de recepción, la logística y áreas administrativas, ademas de un SUM y una cocina.

El Departamento Fuerzas Especiales de la Policía de la Ciudad cuenta con 5 divisiones: Logística, Negociaciones, Centro de Especialidades, Operaciones Especiales y K9.

Sus miembros se perfeccionan en el uso, manejo y cuidado de armamentos, equipos y material explosivo, así como el desarrollo de capacidades psicofísicas idóneas para afrontar contextos adversos en los más diversos ámbitos de actuación, a fin de poder sortear hábilmente situaciones límite.

Relacionados: 

La Ciudad sancionó cambios en seguridad con una nueva ley contra los delincuentes que reinciden

Los legisladores de la Ciudad de Buenos Aires sancionaron este jueves una ley que agrava la situación procesal penal de los imputados con “reiteración de delitos” en una sesión que comenzó cerca del mediodía y fue presidida por la vicejefa de Gobierno, Clara Muzzio.

Estas modificaciones al Código Procesal Penal porteño fueron establecidas en una ley que impulsó el jefe de Gobierno de la Ciudad, Jorge Macri, la cual se analizó y discutió durante varias jornadas en las comisiones parlamentarias de Justicia y de Asuntos Constitucionales. Finalmente, este jueves se aprobó en sesión ordinaria por 36 votos positivos sobre 57 diputados presentes, con la oposición de Unión por la Patria y diputados de izquierda.

La adecuación consiste en modificar el artículo 182 del Código, incorporando a la reiteración delictiva como una nueva circunstancia objetiva a evaluar por los jueces y juezas a la hora de considerar el peligro de fuga. “Es una medida que encuentra sólido respaldo en la jurisprudencia de la Corte Suprema y en la normativa vigente”, se fundamentó en el despacho tratado y aprobado.

Este jueves fue clave para un tema muy importante para el jefe de Gobierno porteño, Jorge Macri, como es la posible sanción de la Ley de Reiterancia en el marco de una ola de inseguridad en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el robo piraña a colectivos como novedad viral.

El proyecto que avanza en la Legislatura porteña, promovido por el propio jefe de Gobierno enviado en marzo para su debate legislativo, tiene objetivo que, quien cometa un delito y tenga una causa abierta, permanezca preso mientras espera su condena. Se debate en comisiones con posturas críticas de los legisladores de la izquierda y organismos de DDHH.

Previamente, Macri ya se había pronunciado sobre el tema con un video en sus redes sociales donde había contado el surgimiento de la iniciativa y había remarcado que la situación de “reincidencia” de los delincuentes “tenía que cambiar”.

El proyecto prevé reformar el Código Procesal Penal de la Ciudad de Buenos Aires y “establecer la reiterancia como causal de prisión preventiva” para que “quien reitera el delito, espera su proceso penal preso”.

Por lo pronto, el pasado 15 de mayo, el ministro de Justicia de la Ciudad, Gabino Tapia, se presentó ante las Comisiones de Justica y Asuntos Constitucionales de la Legislatura porteña para detallar este proyecto impulsado por el Poder Ejecutivo.

La ley de Reiterancia avanza en la Legislatura porteña

Las comisiones de Justicia y de Asuntos Constitucionales de la Legislatura porteña lograron dictamen para el proyecto que busca incorporar la reiterancia al Código Penal de la Ciudad de Buenos Aires. La iniciativa busca que un delincuente que reincide espere ese segundo proceso en la cárcel. También propone la deportación de extranjeros y la posibilidad de allanamientos de urgencia.

De todas formas, hubo cuestionamientos al proyecto entre los propios integrantes del PRO. Por su parte, desde la Coalición Cívica señalaron que había que evaluar la posibilidad de fuga para considerar que durante el proceso el delincuente se mantuviera en prisión. La redacción, en ese sentido quedó : “Se entenderá que existe peligro de fuga cuando la objetiva valoración de las circunstancias del caso, los antecedentes y circunstancias personales del/la imputado/a permitan sospechar fundadamente que intentará substraerse a las obligaciones procesales”.

Pero, también se aclaró que se “tendrán distintas circunstancias en cuenta”. Entre ellas se menciona “la magnitud de la pena que podría llegarse a imponer en el caso” y también “la reiteración delictiva entendida como la existencia actual de múltiples procesos penales con requerimiento de elevación a juicio que tengan por objeto la investigación de delitos dolosos con pena privativa de la libertad”.

Organismos especializados en temáticas de seguridad como Innocent Proyect liderada por el ex fiscal Manuel Garrido cuestionó la aprobación de la ley ayer porque “viola la garantía constitucional de la presunción de inocencia.

El diputado de la Ciudad por el Partido Obrero – Frente de Izquierda y presidente de la Comisión especial de pevencion y seguimiento contra la violencia institucional participó de una reunión con organismos de Derechos Humanos en las vísperas de la sesión del próximo jueves, en la que el oficialismo porteño plantea votar la “Ley de Reiterancia”.

Sobre esta nueva legislación, Solano planteó: “El concepto de reiterancia, desde el punto de vista jurídico, viola contundentemente el principio de inocencia, ya que incide para una posible prisión preventiva una causa sin condena”.

Esta ley está armada para que el gobierno y su justicia adicta tengan una herramienta más contra las luchas populares. NO lo decimos nosotros: el propio Jorge Macri habló del ´modelo Mendoza´. En esa provincia, hay luchadores populares y sociales que pueden ir a juicio con penas de hasta dos años por cada movilización en la que hayan participado”

Por último, Solano planteó: “Esta reunión, como todas las actividades que venimos haciendo para darle difusión a este tema, tiene un mandato: llamamos a todos los sectores del movimiento popular a rechazar esta ley. La quieren sacar porque saben que el plan de ajuste de Javier Milei, en el país, y de Jorge Macri, en la ciudad, va a generar descontento en la población que, como consecuencia, saldra a luchar. El derecho a la protesta es sagrado. Lo vamos a defender a como de lugar”.

Rodo “piraña” en colectivos porteños: hubo 7 detenidos

Durante esta madrugada, la Policía de la Ciudad realizó una serie de allanamientos que terminó con 7 detenidos.

Un violento robo piraña se registró a bordo de un colectivo en pleno barrio porteño de Recoleta, donde ocho personas atacaron salvajemente a un joven para robarle el celular. La secuencia se vivió en una unidad de la línea 68, en la parada ubicada en la avenida Santa Fe y Larrea. Este medio registró que ya pasó en otras líneas como 61 y 64.

Facundo, la víctima del brutal asalto, se subió al colectivo y miró en el celular la ubicación, debido a que era una zona que no conocía muy bien. En ese momento, un grupo de personas tocó el timbre de la unidad para bajar del colectivo, oportunidad que aprovechó uno de los delincuentes para arrebatarle el teléfono: el resto de los involucrados trató de impedir que se defendiera del robo y hasta algunos lo golpearon brutalmente.

El joven forcejeó y pudo conservar su mochila, aunque el celular fue finalmente robado por los ladrones. Debido a que la unidad de la línea 68 tenía cámaras de seguridad, todo el episodio quedó registrado y en las imágenes se puede ver cómo actuó el grupo para perpetrar el robo piraña.

Un estudio reveló que en apenas cinco meses ya hubo un total de 360 robos piraña en los colectivos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El informe sobre Delitos, Inseguridad y Violencia, elaborado por Defendamos Buenos Aires, indicó que se registraron 240 casos en Capital Federal y 120 en la provincia de Buenos Aires.

El análisis toma como puntos de referencia la Ciudad de Buenos Aires, más las causas penales de los juzgados de Lomas de Zamora, Quilmes, La Matanza, San Martín, San Isidro, Morón y Moreno.

“Si bien es una modalidad difícil de prevenir porque suben a las líneas de colectivos de manera individual y se sientan en diferentes asientos aparentando ser pasajeros que nada tienen que ver entre sí, gracias al excelente accionar de nuestros efectivos ya identificamos y detuvimos a varias bandas dedicadas al robo piraña”, sostuvo el secretario de Seguridad porteño, Diego Kravetz.

Jorge recalcula ante la fuga de presos y lanzó nuevas medidas

Una nueva alcaidía, módulos de detención y tobilleras, las medidas que lanzó el Gobierno de la Ciudad por la superpoblación en comisarías y las fugas de presos durante el mes de abril. Acuerdo con Nación.

El gobierno porteño de Jorge Macri aseguró que “la herencia recibida” tanto en Ciudad como en Nación con los presos alojados en comisarías ha llegado a una situación crítica.

Para tomar dimensión, en 2020 había 60 detenidos en las alcaidías y comisarías de la Ciudad de Buenos Aires. Hoy hay más de 2.000.

Además, hoy en las comisarías de la Ciudad hay 340 “delincuentes extranjeros”, muchos de ellos con condena. “Es necesario que la Justicia pueda acelerar los trámites para extraditarlos”, piden desde el ministerio de Justicia a cargo de Waldo Wolff y Diego Kravtez.  

Para poder llevar adelante estas medidas, el Gobierno porteño avanzará en un Decreto de Emergencia edilicia en alcaidías y comisarías de la Ciudad.

Para afrontar la situación el Gobierno porteño impulsará una serie de medidas: 

La construcción de una “Alcaidía Central” en la zona sur de la Ciudad (Comuna 8). Ya se aprobó la primera parte de la licitación para arrancar las obras.

Se instalarán 19 ” módulos de detención”, equipados y preparados para alojar 300 detenidos. Estarán ubicados en la Comisaría Comunal 12, de Saavedra; la Comisaría Comunal 15, de Chacarita; y la Comisaría Comunal 4D, de Barracas.

Se retomarán las obras en el “Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz” para trasladar a los presos detenidos en la cárcel de Devoto, tal como se comprometió a hacerlas la Ciudad. Las obras estarán terminadas a finales de 2025.

Se incorporarán “tobilleras electrónicas”. Este mecanismo de rastreo permitirá controlar a los detenidos que están en tránsito y también a aquellos detenidos que tengan arresto o prisión domiciliaria con la garantía necesaria, ya que van a estar monitoreados las 24 horas.

Como parte de estas medidas también se están acondicionando los espacios de comisarías y alcaidías, adecuando las instalaciones de servicios existentes (sanitarias, eléctricas, climatización y de gas), para que sean más eficientes y seguras, tanto para el personal policial como para los detenidos.

En 2023 hubo 41 fugas. Este año se redujo ese número, en el primer trimestre hubo 10 aún teniendo un 22% más de detenidos por robo y hurto. Ese aumento de detenidos se debe a un cambio en la actitud de alerta de la Policía de la Ciudad, con la Unidad de Despliegue de Intervenciones Rápidas (UDI), los múltiples operativos de saturación, la fuerte presencia de la Policía Motorizada y la tecnología incorporada. En lo que va de la actual gestión se detuvo a más de 80 delincuentes por día. 

La cantidad de detenidos supera ampliamente las plazas disponibles, argumentan desde la cartera de Justicia, y desde el punto de vista legal no son detenidos comunes sino que muchos ya tienen condena firme y deberían estar en un penal.

De cada 100 detenidos, 94 tienen causas en la Justicia Nacional o Federal y el 20% tiene sentencia firme, es decir, ya están condenados.