Obras del Hospital de Campaña en Campo 1

El presidente de la Nación, Alberto Fernández y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, recorrieron la finalización de las obras del Hospital de Campaña ubicado en el Campo 1.

Los funcionarios visitaron los módulos instalados en el polideportivo que sirven para atender y controlar pacientes con COVID-19, con síntomas leves y así garantizar que cumplen con el debido aislamiento.

En total se habilitaron 24 camas. Cada paciente cuenta con una cama, una mesa de apoyo, una mesa para comer y tubos de oxígeno. Además, la atención será de dos médicos  y dos enfermeras que trabajaran en dos turnos.

El armado del centro extra hospitalario fue donado al municipio por COAS, American Tower, Módulo Quatro, y Banco Galicia y armados por la empresa Ibero. Cada módulo tiene un valor aproximado de 4 millones de pesos y adicionalmente el mobiliario para equiparlos tiene un valor de 1 millón 100 mil pesos.

La comuna de Vicente López ya cuenta con cinco centros extra hospitalarios en el partido que suman 327 camas que ofrecerán una atención enfocada en pacientes infectados con síntomas leves, previo paso por el sistema hospitalario.

prensa VL

“Estas medidas forman parte del Plan Integral Municipal Cuidar y Asistir, a partir del cual estamos: Triplicando las camas de terapia intensiva, poniendo a disposición 54 camas aisladas en el Hospital Municipal y sumando respiradores., además de las que ya tenemos en los centros extra hospitalarios”, aseguró el intendente Jorge Macri.

El Campo 1 es un emblema de Vicente López que tiene un rol fundamental para muchos vecinos, impulsándolos a acercarse al deporte y a otras actividades recreativas. Hoy también cumple un papel central, pero desde otro lugar. Frente al avance del coronavirus, colocamos 24 camas y lo estamos preparando para que brinde alojamiento y contención a los pacientes que lo necesiten, explicaron desde la comuna. 

Relacionados: 

Obra abandonada, robos y problemas de tránsito

Es una estructura de principios de siglo XX, reformada que la intentaron renovar pero fue cerrado y los vecinos reclaman que su cierre generó no sólo problemas de tráfico.

Se trata del puente que une Palermo con Colegiales y Belgrano. Fue clausurado en enero del año pasado para iniciar obras, pero los trabajos nunca comenzaron. Vecinos denuncian robos y complicaciones de tránsito

Se trata de una estructura que tiene más de un siglo y fue contraído por la Compañía de tranvías Lacroze en 1916 para que los vehículos atravesaran las vías del tren. Con sus 52 metros de longitud, es el puente de mayor luz libre de la Ciudad.

Según levantó el diario Tiempo Argentino en charlas charlas con vecinos, desde el gobierno de Jorge Macri se contactaron con Martín Polimeni, uno de los mayores especialistas en restauración de puentes ferroviarios.

“El puente de Ciudad de La Paz está cerrado porque está dañado. El daño que tiene no es producto del paso del tiempo ni de las fuerzas de la naturaleza en general. Más bien de algunos seres humanos con nombre y apellido que seguramente han gozado de impunidad después del daño que produjeron”, explica el vecino del barrio de Palermo. Alejandro es arquitecto y asegura que al permitir el tránsito vehicular sobre el puente, se le agregaron capas de asfalto y hormigón que incrementaron la carga permanente.

Desde que fue clausurado el paso vehicular los vecinos quedaron aislados y expresan que la inseguridad se volvió moneda corriente. La zona quedó abandonada y, sin presencia de efectivos policiales, los robos y las complicaciones en el tránsito se naturalizaron.

La obra antigua

Polimeni fue quien diseñó el futuro proyecto que mantiene la estructura original. Además, se hará una puesta en valor de la zona, otra de las cuestiones que generó mucho ruido en el barrio por los problemas de inseguridad.

La obra tendrá un costo aproximado de 2 millones de dólares y se licitará a fin de año. Quedará a cargo del Ministerio de Desarrollo que conduce Pablo Bereciartúa.

La Ciudad impulsa MUBE ¿qué significa?

Se trata de 12 minibuses que conectarán la terminal de tren y colectivos del barrio porteño de Retiro con Parque Lezama y formarán parte de MUBE (Movilidad Urbana de Buses Eléctricos) en un hito más hacia la “descarbonización del transporte”.

El principal objetivo es dar inicio a la descarbonización en el transporte, que es el encargado del 30 % de las emisiones. En este contexto, la electromovilidad es la mejor alternativa, informaron a Comunas desde el Ministerio de Infraestructura porteño.

Con el objetivo de impulsar una modalidad de traslado de personas con un vehículo de carácter innovador, ecológico y sin emisiones, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires impulsa una Licitación Pública para la contratación de un operador para el traslado de personas que tiene como finalidad conectar la zona de Retiro con Parque Lezama.

“La descarbonización del transporte público es uno de los objetivos que tenemos, con varias opciones en las que estamos trabajando, como la electrificación progresiva y la creación de circuitos que se recorran con buses eléctricos y trazas vinculantes a través de tranvías. El MUBE es el primer paso y buscamos vincular el Casco Histórico de la Ciudad cuidando el medio ambiente y ante el cambio climático para que todos podamos vivir mejor”, sostuvo el Jefe de Gobierno, Jorge Macri.

El Ministro de Infraestructura del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Pablo Bereciartúa, expresó: “La movilidad sustentable es el camino hacia un futuro más limpio. Con el minibús eléctrico, Buenos Aires tiene la posibilidad de revitalizar su casco urbano con una alternativa sostenible y sin emisiones. La movilidad eléctrica no es solo una tendencia global; es una necesidad urgente en la lucha contra el cambio climático y la contaminación urbana y Buenos Aires puede liderar el proceso a nivel regional”. 

Buses eléctricos en números

12 minibuses eléctricos.

12,3 km de recorrido.

36 paradas. 

La velocidad comercial prevista será menor a 10 km/h. 

170 km de autonomía mínima. 

100% de conductoras mujeres.

Kicillof: “El único pacto que tiene la provincia de Buenos Aires es con su pueblo”

“La acción del Gobierno nacional no hay que mirarla en Tik Tok o en Twitter, hay que mirarla en la calle y en los barrios de la provincia: cuando ganó, Javier Milei era un enigma; cinco meses después ya sabemos que estamos ante una formidable estafa electoral”, afirmó este sábado el gobernador Axel Kicillof al encabezar el cierre del plenario de las Multisectoriales y la Militancia “La Patria no se vende”, frente a más de 35 mil personas en el Polideportivo Thevenet de Florencio Varela.

En ese marco, Kicillof subrayó que “en la campaña Milei aseguró que el ajuste lo iba a pagar exclusivamente un pequeño grupo al que denominaba ‘la casta´: hoy vemos que al ajuste lo están pagando los trabajadores, los jubilados y la industria nacional”. “El resultado de sus políticas es una caída de los ingresos como vimos pocas veces en la historia: no es una revolución, es un plan de destrucción del empleo y los derechos”, añadió.

Además, el Gobernador resaltó que “frente a los fondos que nos han quitado ilegalmente, ya hemos agotado todas las instancias administrativas y judiciales, por lo que tenemos una sola alternativa en el futuro: ir a reclamar todos juntos por los derechos de las y los bonaerenses”.

“No es un recorte solo para nuestra provincia, están pensando en un país en el que cada uno se salve como pueda”, expresó y manifestó: “El federalismo es el punto de partida de nuestro país: a las provincias argentinas les vamos a ofrecer la solidaridad de la provincia de Buenos Aires. No vamos a aceptar la disolución nacional: el pueblo bonaerense no se salva solo”.

La jornada contó con la participación de dirigentes políticos y representantes de distintos sectores de la comunidad, quienes debatieron en torno a 10 comisiones vinculadas a ejes como la producción, el trabajo, la salud y la educación, entre otros. Fue el resultado de una serie de encuentros que se llevaron adelante en diferentes localidades bonaerenses a partir del impacto de las políticas de ajuste del Gobierno nacional.

“En el Congreso de la Nación está en trámite la denominada Ley Bases, que ataca a los jubilados y a los trabajadores, y pretende otorgarle súper poderes a la intolerancia del Presidente”, remarcó Kicillof e indicó: “En esta jornada se ha dispuesto a marchar cuando se trate en el Senado y oponernos hasta derrumbar una ley que no tiene ni un solo artículo que beneficie a nuestro pueblo”.

Asimismo, sostuvo que “un pacto implica que diferentes partes se han puesto de acuerdo en algunos elementos después de instancias de diálogo: nunca nos llamaron para conversar, lo que pretende el Gobierno nacional es que firmemos la plataforma de Milei”. “Nosotros no estamos de acuerdo con esas ideas, así que esperamos que lo entiendan bien: el único pacto que tiene la provincia de Buenos Aires es con su pueblo”, resaltó.

“No se trata de un acuerdo de dirigentes ni producto del marketing, sino de un pacto real que se demuestra todos los días trabajando y recorriendo la provincia, con un factor central que consiste en construir una alternativa del campo popular a las políticas de hambre, de vaciamiento y de entrega del Gobierno nacional”, concluyó.

Durante la jornada, Kicillof se reunió junto al diputado nacional Julio Pereyra y el jefe comunal, Andrés Watson, con intendentes y dirigentes en la sede del Partido Justicialista de Florencio Varela. Estuvieron presentes la vicegobernadora Verónica Magario; la madre de Plaza de Mayo Carmen Arias; integrantes del gabinete provincial; legisladores nacionales y provinciales; intendentes bonaerenses; representantes de sindicatos y organizaciones sociales.