Frío en las escuelas porteñas: “No sé cómo estoy escribiendo. Siento hielo en los dedos”

El protocolo para la presencialidad prohíbe calefaccionar las aulas por medios que remueven el aire, por este motivo, y por la falta de mantenimiento y reparación de cientos de estufas, decenas de escuelas de la Ciudad abren sus puertas con la calefacción apagada. Aun en días de temperaturas bajísimas de pleno invierno, el gobierno prefiere sostener las escuelas abiertas en vez de invertir en un plan de conectividad y dispositivos para resguardar la salud de la comunidad educativa.

Sin embargo, el cinismo de mantener las escuelas abiertas en medio del crudo invierno cruza la General Paz: en el Gran Buenos Aires también se tomó la misma medida sin invertir un peso en condiciones edilicias que estén preparadas para no congelarse en el intento de enseñar y aprender. Ambos gobiernos parecen estar pensando más en las elecciones que en las condiciones en las que se dan clases. La presencialidad se da a cualquier costo, incluso aunque implique una tortura con ventanas y puertas abiertas. En palabras de un alumno de primaria de Flores: “No sé cómo estoy escribiendo. Siento hielo en los dedos”, contó su maestra a este medio.

Una mamá de alumnes de una escuela pública de Palermo contó a este medio con preocupación: “Hoy le pregunté a mi hijo por donde salía el calor o donde estaba la calefacción y me dijo que la seño le contó que al ser un aparato viejo, la calefacción del aula donde estaban ellos no andaba. Me da mucha bronca”.

Una docente de Flores nos cuenta: “Si tuviese que definir cómo es dar clases con este frío lo resumiría en una palabra: tortuoso. Las bajas temperaturas se sienten por demás en las aulas con todo abierto. Hoy di clases con tres sweaters, uno arriba del otro, un sacón y una mantita echada por encima de esa pila de ropa. Los chicos estudian también con gorros, guantes, campera y aún así me preguntan: “Seño, ¿no podemos cerrar un ratito?” Todos lo sufrimos dentro de la escuela y fuera de ella también. Los días que vuelvo de la escuela a casa me lleva horas volverme a templar y no hay estufa o bolsa de agua caliente que palie esa sensación de congelamiento. Vengo teniendo contracturas severas de tanto que me paso encorvada, sin darme cuenta, para juntar calor. Y los días en que no vuelvo a casa hasta la noche el malestar se prolonga aún más, ya que muchos profesores andamos de escuela en escuela y entre el viaje y las aulas estamos sencillamente toda la jornada padeciendo el frío sin un minuto a resguardo”.

Otra docente, con la misma angustia relata: “Al mediodía casi me pongo a llorar, di clases con bufanda y con guantes, me duelen todos los huesos del cuerpo, me duele todo el cuerpo. No me puedo sacar la campera desde la mañana. No, no se puede. Encima desde el Gobierno te mandan ´recomendaciones´ como llevar triple abrigo y mantas. Están haciendo un uso político de la educación, exponiendo la vida de lxs pibes y de las maestras”.

El cinismo sin límites por arriba

En un contexto en el que un 34% de los niños, niñas y adolescentes de Argentina están en situación de emergencia alimentaria, el frío y la falta de abrigo adecuado atenta contra la posibilidad de atravesar resfríos, gripes y otras enfermedades infectocontagiosas de manera leve. Como si esto fuera poco, el Gobierno de la Ciudad, lejos de proveer refrigerios nutritivos y saludables, entrega viandas miserables de bajísima calidad que no aporta los nutrientes básicos para una dieta diaria adecuada.

Te puede interesar: El 34 % de niños y niñas en Argentina sufre emergencia alimentaria, según la UCA

“Más educación, mejor futuro” se puede leer hacia el final del correo electrónico enviado desde el Ministerio de Educación. Nos preguntamos: ¿qué temperatura hace en los cómodos y confortables despachos de los funcionarios desde donde redactaron estas “recomendaciones para los días de frío”? ¿Enseñar y aprender con sensación térmica de 5 grados implica “más educación”? ¿Y si prueban con dejar de vulnerar los derechos de los niños y niñas brindándoles infraestructura adecuada, alimentación saludable y conectividad?

Está claro que con este frío no se puede estudiar. Se esperan sensaciones térmicas bajísimas pero las políticas públicas en materia educativa continúan siendo improvisadas e insuficientes. En sintonía fina con el pago del Club de París, el ajuste que se está llevando adelante golpea la realidad de miles de estudiantes, docentes y familias que sin ningún tipo de medidas de fondo deben asistir a clases en temperaturas bajo cero, exponiendo su salud en medio de una pandemia que se cobra la vida de cientas personas por día. En este marco, sin inversión en alimentación saludable, infraestructura y calefacción adecuada, mantener las escuelas abiertas bajo estas condiciones es hacerle pagar la crisis a los de abajo: las familias trabajadoras que envían a sus hijes a la escuela pública.

Urge un plan de lucha para pelear contra este ajuste que se siente fuerte en la educación. CTERA debe romper la tregua con el gobierno y organizar a la docencia que denuncia junto a las familias las condiciones de esta presencialidad no cuidada y exigir un plan de inversión ya en vacunación masiva, dispositivos, conectividad e infraestructura.

Relacionados: 

Alquileres por las nubes: comuna por comuna

En la última Ley de Alquileres, el plazo del contrato era de tres años y el valor se actualizaba cada un año por inflación. En la Ley anterior a esta, el plazo era de dos años y los aumentos eran cada seis meses, fijados previamente en el contrato.

Por eso, la agrupación Inquilinos Agrupados que lucha y pelea en defensa de los millones de inquilinos e inquilnas se encarga hace varios años de recolectar información acerca de los precios de los alquileres en todo el país, la letra chica de las leyes y las distintas situaciones de injusticia.

La diferencia con la Canasta Inquilina que realiza el Indec es muy alta, ya que los alquileres suelen representar un porcentaje elevado del sueldo de un inquilino. Mientras una persona adulta que no alquila necesitaría en junio $282.579 para no ser pobre, una que alquila precisa más del doble.

Según ellos una canasta de una persona sola adulta que alquila es de 650 mil pesos, si esa una pareja se leva a más de 1 millón de pesos y para una familia tipo de 2 adultos y 2 menores a 1 millón y medio de pesos. Acá en esta nota de Comunas también te compartimos lo que están pidiendo las inmobiliarias.

A continuación se detallan los precios promedio de alquileres en pesos en los barrios con oferta según Zonaprop y para viviendas de más de 70 m2 como referencia:

Palermo: $739.600.

Saavedra: $728.300.

Nuñez: $712.500.

Villa Urquiza: $708.200.

Belgrano: $687.300.

Colegiales: $686.900.

Coghlan: $680.000.

Recoleta: $667.900.

Villa Ortúzar: $659.200.

Paternal: $657.200.

Villa Pueyrredón: $633.200.

Villa Crespo: $630.500.

Parque Chacabuco: $623.100.

Villa Devoto: $615.900.

San Telmo: $614.700.

Boedo: $612.200.

Almagro: $611.000.

Retiro: $608.500.

Chacarita: $607.200.

Villa del Parque: $606.600.

Caballito: $601.700.

Villa Gral Mitre: $588.300.

Santa Rita: $560.100.

San Cristóbal: $553.700.

Agronomía: $546.300.

Monserrat: $545.100.

Vélez Sarsfield: $540.300.

Flores: $536.600.

Balvanera: $531.200.

Monte Castro: $522.400.

San Nicolás: $519.800.

Barracas: $517.300.

Liniers: $501.300.

Floresta: $499.100.

Constitución: $492.200.

Mataderos: $462.600.

Lugano: $402.600.

Memoria a 30 años del atentado a la AMIA

¿Cuántas décadas más tienen que pasar? ¡Hagan su trabajo!”, fue la frase resonante hoy del presidente Amos Linetzk en el emotivo homenaje a 30 años del atentado a la AMIA donde no hubo Justicia para las 85 víctimas fatales y reparación para los sobreviviente.

“Parece mentira que hayan pasado 30 años desde aquella fría mañana del 18 de julio de 1994, 30 años sin una sola persona respondiendo por este ataque, en los que el Estado argentino ha mirado para otro lado, colmado de falencias, demoras y errores, tal como fuera remarcado recientemente por la CIDH”, advirtió en el inicio de su discurso.

La emoción de Stefi Roitman en el acto de AMIA: “Desde que nací, hace 30 años, este día estuvo marcado por el atentado”. La actriz fue elegida para conducir la ceremonia por el aniversario al ataque a la mutual judía debido a que este 18 de julio cumple tres décadas de vida.

Como desde hace 30 años, este jueves 18 de julio se realizó el acto en conmemoración a las víctimas por el atentado a la AMIA, ocurrido en 1994. En esta ocasión, la conducción estuvo a cargo de la actriz Stefi Roitman, quien fue elegida para participar de la ceremonia porque nació este mismo día, hace 30 años. De esta manera, se intentó simbolizar el paso del tiempo y lo que significan tres décadas de vida.

El presidente Javier Milei y funcionarios del Gabinete nacional asistieron al emotivo homenaje a las 85 víctimas. Los familiares de los fallecidos renuevan durante la jornada el reclamo de justicia

Estación de subte en Memoria del Atentado

Después de más de tres meses cerrada, este jueves 18 de julio reabre la estación Pasteur-AMIA de la línea B de subte, anunció el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Durante el tiempo que estuvo clausurada se realizaron “obras de renovación integral y de recuperación del espacio de memoria”, indicaron desde la administración porteña. La reapertura coincide con el 30 aniversario del atentado contra la AMIA, que dejó un saldo de 85 víctimas fatales.

Implementación de más policías: clave para aumentar la seguridad ciudadana

El Jefe de Gobierno, Jorge Macri, encabezó hoy en la Plaza de Armas del Instituto Superior de Seguridad Pública (ISSP), el juramento de los cadetes que se suman como oficiales a la Policía de la Ciudad.

La Policía de la Ciudad incorporó 851 oficiales en las calles para reforzar la seguridad en las calles. En el día de hoy el jefe de Gobierno, Jorge Macri, desarrollo el juramento de los cadetes que se suman como uniformados.

A través de esta incorporación se reforzó el patrullaje con grupos especiales en moto, se repotenció la iluminación en parques y plazas de la Ciudad, y se están instalando tótems de seguridad llamados “Puntos Seguros”.

A su vez, se incrementaron los patrullajes en cuatriciclos en los grandes parques y se suman cámaras infrarrojas que serán distribuidas en las zonas consideradas de mayor riesgo, según datos del Mapa del Delito.

La Ciudad sumó 851 policías para reforzar la seguridad en las calles

Macri en el acto de la Plaza de Armas del Instituto Superior de Seguridad Pública expresó que: “Estos actos como la jura de la bandera nos llenan de orgullo y nos hacen sentir que en la Argentina el esfuerzo tiene premio. Y no es poca cosa, en momentos donde parecería que todo da lo mismo. Quiero felicitarlos a cada uno de ustedes por el esfuerzo y agradecerles por habernos elegido como institución.”

En tanto, Macri señaló en el acto de egreso de más policías que: “Esta ciudad recibe mucha gente todos los días, gente de bien, y cada uno de ustedes como cada uno de nuestros bomberos, los equipos de emergencia, el SAME, los grupos especiales, Defensa Civil, están atentos a cada momento en los que surge una emergencia, una urgencia, o un hecho de inseguridad para acudir y defender la vida y la propiedad de los ciudadanos”.

En el acto también participaron la vicejefa de Gobierno, Clara Muzzio; los ministros de Seguridad,  Waldo Wolff, y de Justicia, Gabino Tapia; el secretario de Seguridad, Diego Kravetz; y el  jefe de la Policía de la Ciudad, Pablo Kisch. 

Por otro lado, el Jefe de Gobierno valoró el profesionalismo de la fuerza y su compromiso y cercanía con los vecinos.  Sostuvo que: “Ayer, compartimos un reconocimiento a muchos de los oficiales de esta policía que en el último tiempo han tenido comportamientos excepcionales y nos parecía que tenían que ser reconocidos. Hubo muchos hechos complejos, pero hubo dos que tuvieron que ver con partos que se dieron en la vía pública y ahí quien llegó primero a asistir, fue la Policía. Hay muchas maneras de cuidar la vida y esa también es una de ellas”

Por su parte, el ministro Wolff dijo: “Esta foto es parte de una película que comenzó hace muchos años en la Ciudad de Buenos Aires con distintos liderazgos y que hoy lo tiene a la cabeza al Jefe de Gobierno, Jorge Macri. Nosotros somos parte de sus uniformes, quienes los formamos y quienes los instruyeron. Somos las autoridades que les exigimos tanto, pero que también ponemos el cuerpo para defenderlos cuando actúan en función del cumplimiento del protocolo del uso de la fuerza. Ahí siempre vamos a estar todos juntos”.