Riachuelo: acuerdo entre AySA y EDESUR por el suministro de energía eléctrica

La presidenta de AySA, Malena Galmarini, y el presidente de EDESUR, Juan Carlos Blanco, acompañados por autoridades de ambas empresas, llevaron adelante la firma de un acuerdo de Contribución Especial Reembolsable (CER) que tiene como objetivo cubrir un nuevo abastecimiento energético para las obras que se ejecutaron y se ejecutarán en Sistema Riachuelo, ubicado en el Puerto Dock Sud.

El encuentro tuvo lugar en el LOTE 2, donde se construye la planta depuradora. Además de intercambiar ideas y proyectos, las autoridades presentes también pudieron compartir una presentación sobre el estado de situación de obra, a cargo de la directora Marcela Álvarez. Luego, las autoridades de EDESUR aprovecharon para entregarle a la presidenta de AySA un cuadro de Elisa Bachofen, primera mujer diplomada en ingeniería civil de Argentina, el cual homenajea el trabajo y la participación de las mujeres en el ámbito de la ingeniería.

Al respecto, Galmarini expresó: “Nosotros somos electro dependientes, por lo tanto haber construido los dos túneles y construir la planta y después no tener cómo ponerla en funcionamiento era un sin sentido. Así que les explicamos la importancia que tiene el Sistema Riachuelo en su conjunto para 4 millones y medio de personas, además de para seguir remediando y mitigando la cuenca Matanza-Riachuelo. Ellos fueron muy comprensivos, tenían la capacidad técnica y las ganas de ser parte, pero necesitaban que nosotros ayudáramos con el financiamiento”.

AySA y EDESUR coordinarán esfuerzos para las obras vinculadas a la instalación electromecánica necesaria para el otorgamiento del nuevo suministro. Según lo requerido por AySA, se establece un monto de U$S8.607.860 y a cambio, bajo la figura de la Contribución Especial Reembolsable (CER), queda contemplado por parte de EDESUR el pago del servicio por 48 meses, a partir de la puesta en marcha de las obras. La potencia para el abastecimiento se incorporaría de forma escalonada durante el 2022, 2023 y a partir del primer semestre de 2024 se otorgará la potencia final (de 21000 kW en alta tensión).

Por su parte, Blanco declaró: “Nosotros vamos a colaborar en una pequeña partecita en esta mega obra que está encarando AySA, que es el suministro de la energía eléctrica para poder mover todas las bombas que son necesarias para que este sistema funcione. Esto implica duplicar la capacidad de la subestación que está aquí cerca, la subestación Isla Maciel, y obviamente el tendido de cables de alta tensión y media tensión necesarios para que eso funcione”.

Finalmente, la presidenta de AySA concluyó: “Es de muchísima importancia cuando dos empresas de servicios públicos se ponen de acuerdo y trabajan en conjunto en pos de una mejor calidad de vida para las vecinas y vecinos, en este caso de quienes son parte de la Cuenca Matanza-Riachuelo. Tenemos muchas cosas para hacer en conjunto y esperamos que para el primer semestre de 2023 podamos festejar que esta gran obra que llevó muchos años, esfuerzo, trabajo, presupuesto, pero sobre todo coordinación, se ponga en marcha definitivamente”.

Desde EDESUR también estuvieron presentes el responsable de Proyectos y Obras Constructivas, Alejandro Wolgast; la directora de Comunicaciones, Alejandra Martínez; el responsable de Grandes Clientes, Gustavo Galante; y el responsable de Relaciones Institucionales, Gustavo Villafañe. Desde AySA se sumaron el Director General Administrativo, Patricio D´Angelo Campos; el director General Operativo, Alberto Freire; el director de Prensa y Comunicaciones Externas, Sebastián Cañellas; y el director de Finanzas-Compras, Jorge F. Ripoll.

Relacionados: 

Inundaciones: el plan para prevenir el desborbe del río en La Boca y Barracas

La estación de bombeo La Boca-Barracas tiene dos funciones claves que son acelerar la descarga del agua de lluvia hacia el Riachuelo y prevenir inconvenientes ante una crecida del nivel del Riachuelo por sudestadas. También cuenta con ocho bombas con una capacidad máxima de extracción de agua de 35.000 litros por segundo.

También todos los días se limpia el Riachuelo, sobre una franja de 35 metros de ancho, lo que equivale a 738.000 m2 de superficie. El borde costero tiene 18 km y va desde La Boca hasta Puente La Noria, incluyendo el arroyo Cildáñez. Desde que estas tareas comenzaron en 2010, se evitó que más de 5 mil toneladas de residuos terminen en el Riachuelo.

crédito: GCBA

El jefe de Gobierno, Jorge Macri, junto al Ministro de Espacio Público, Ignacio Baistrocchi, estuvo en la estación de bombeo ubicada en La Boca y destacó su importancia para evitar inundaciones en los barrios de La Boca y Barracas producidas por lluvias.

”Estuvimos observando la limpieza del Riachuelo y todo el sistema de bombeo que tenemos. Son varios los lugares donde tenemos sistema de bombeo para que cuando llueva, y el río esté alto, el agua que viene del sistema pluvial de la Ciudad pueda salir igual. Porque si el río está más alto que la Ciudad, sin ese bombeo, el agua de lluvia no logra descargar. Entonces tenemos varias estaciones. Son 100.000 litros por segundo que podemos mover“.

En este sentido, expresó que “es una cantidad de agua notable. Así que estábamos revisando el sistema en general de limpieza del Riachuelo, que nos ha permitido evitar que mucho plástico o reciclables no lleguen ahí porque los agarramos antes. Y después, sí, los enviamos a nuestras plantas de separación y reciclado. El sistema de bombeo nos permite garantizar que cuando llueve no haya inundaciones“, dijo Jorge Macri.

Premetro porteño: reabrió la estación Fátima

El Premetro reabrió la estación Nuestra Señora de Fátima luego de su puesta en valor que incluyó pintura, iluminación y nuevo mobiliario.

El Premetro porteño también avanzó en obras de infraestructura como la renovación de Ana Díaz y también se están remodelando las estaciones Intendente J. C. Saguier, Presidente Illia, Parque de la Ciudad, Escalada, Pola, General Savio y Centro Cívico Lugano.

La empresa Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE) informó a este medio que reabrió la estación Nuestra Señora de Fátima del Premetro, luego de su obra de puesta en valor que tuvo como objetivo mejorar la infraestructura existente y la experiencia de viaje de los usuarios.

La obra, que forma parte del Plan de Renovación de Estaciones del Premetro, incluyó trabajos de pintura, renovación de luminarias y la incorporación de solados guías, señalización braille y nuevo mobiliario como bancos, cestos y apoyos isquiáticos.

crédito: Prensa SBASE.

De esta manera, se busca garantizar una mejor circulación por la estación y su integración al entorno, al transformarla en un espacio más cómodo y ordenado.

En el marco del mismo plan, finalizó la renovación de Ana Díaz y también se están remodelando las estaciones Intendente J. C. Saguier, Presidente Illia, Parque de la Ciudad, Escalada, Pola, General Savio y Centro Cívico Lugano.

Obras en el subte porteño

Las líneas B, D y la A avanzan con reformas y obras de mejoras este verano. Pese a esto, en el presupuesto de la gestión porteña no se prevé extensiones de las líneas o la nueva Línea F.

El Presupuesto aprobado en la Legislatura porteña a fin de año contiene una breve mención a “desarrollar la ingeniería para la licitación de la línea F”, que uniría Barracas y Palermo. Se trata de una fórmula textualmente calcada de los presupuestos de 2021, 2022 y 2023, años en que los avances en la materia fueron nulos.

En este sentido, tampoco se proyecta avanzar con la terminación de la línea H -que está inconclusa por ambos extremos- ni comenzar con la construcción de ninguna de las tres líneas previstas en la ley 670 (F, G e I), cuyas trazas fueron aprobadas por la Legislatura hace más de 20 años. En cambio, se proyecta continuar con las actuales obras de mejoramiento de la red existente.

Línea B

La estación Pasteur-AMIA de la línea B cerrará una vez que sean adjudicados los trabajos de puesta en valor, que actualmente se encuentran en proceso de licitación.

La segunda etapa será las obras en siete estaciones: Uruguay, Pasteur-AMIA y Carlos Gardel, de la línea B, y Catedral, Tribunales, Agüero y Plaza Italia, de la línea D.

De estas, solo Pasteur fue relicitada por separado. En tanto que una tercera etapa, que nunca llegó a ser licitada, comprendía la refacción de las estaciones Lima de la línea A, Carlos Pellegrini y Pueyrredón de la línea B, Diagonal Norte de la línea C, y 9 de Julio, Scalabrini Ortiz y Palermo de la línea D.

Línea A

Las obras de modernización del señalamiento de la línea A continúan ejecutándose a buen ritmo y sin afectaciones al normal desarrollo del servicio. El sitio web EnelSubte impulsó que las obras de instalación del sistema Automatic Train Protection (ATP) ya han finalizado.

Desde Emova explicaron que si bien esta etapa ya ha culminado, se continúa trabajando “con la implementación del Automatic Train Operation (ATO), que permitirá optimizar la operación al volverla automática”.

Línea D

La línea D no funcionará desde el 8 de enero y hasta el 17 de marzo. Es debido a las etapas finales de las obras del nuevo señalamiento CBTC: se culminará con la instalación de los equipos de a bordo, se reemplazarán las máquinas de cambio y se realizarán pruebas para detectar eventuales fallas y comprobar el funcionamiento del nuevo sistema. El cierre también se aprovechará para avanzar con la puesta en valor de la estación Facultad de Medicina.

Tal como se hizo en la línea C, está prevista la implementación de un sistema de información al pasajero -las pantallas ya se encuentran instaladas- que notificará la frecuencia en tiempo real y eventuales demoras o inconvenientes con el servicio.