La Ciudad impulsa MUBE ¿qué significa?

Se trata de 12 minibuses que conectarán la terminal de tren y colectivos del barrio porteño de Retiro con Parque Lezama y formarán parte de MUBE (Movilidad Urbana de Buses Eléctricos) en un hito más hacia la “descarbonización del transporte”.

El principal objetivo es dar inicio a la descarbonización en el transporte, que es el encargado del 30 % de las emisiones. En este contexto, la electromovilidad es la mejor alternativa, informaron a Comunas desde el Ministerio de Infraestructura porteño.

Con el objetivo de impulsar una modalidad de traslado de personas con un vehículo de carácter innovador, ecológico y sin emisiones, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires impulsa una Licitación Pública para la contratación de un operador para el traslado de personas que tiene como finalidad conectar la zona de Retiro con Parque Lezama.

“La descarbonización del transporte público es uno de los objetivos que tenemos, con varias opciones en las que estamos trabajando, como la electrificación progresiva y la creación de circuitos que se recorran con buses eléctricos y trazas vinculantes a través de tranvías. El MUBE es el primer paso y buscamos vincular el Casco Histórico de la Ciudad cuidando el medio ambiente y ante el cambio climático para que todos podamos vivir mejor”, sostuvo el Jefe de Gobierno, Jorge Macri.

El Ministro de Infraestructura del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Pablo Bereciartúa, expresó: “La movilidad sustentable es el camino hacia un futuro más limpio. Con el minibús eléctrico, Buenos Aires tiene la posibilidad de revitalizar su casco urbano con una alternativa sostenible y sin emisiones. La movilidad eléctrica no es solo una tendencia global; es una necesidad urgente en la lucha contra el cambio climático y la contaminación urbana y Buenos Aires puede liderar el proceso a nivel regional”. 

Buses eléctricos en números

12 minibuses eléctricos.

12,3 km de recorrido.

36 paradas. 

La velocidad comercial prevista será menor a 10 km/h. 

170 km de autonomía mínima. 

100% de conductoras mujeres.

Relacionados: 

Obra abandonada, robos y problemas de tránsito

Es una estructura de principios de siglo XX, reformada que la intentaron renovar pero fue cerrado y los vecinos reclaman que su cierre generó no sólo problemas de tráfico.

Se trata del puente que une Palermo con Colegiales y Belgrano. Fue clausurado en enero del año pasado para iniciar obras, pero los trabajos nunca comenzaron. Vecinos denuncian robos y complicaciones de tránsito

Se trata de una estructura que tiene más de un siglo y fue contraído por la Compañía de tranvías Lacroze en 1916 para que los vehículos atravesaran las vías del tren. Con sus 52 metros de longitud, es el puente de mayor luz libre de la Ciudad.

Según levantó el diario Tiempo Argentino en charlas charlas con vecinos, desde el gobierno de Jorge Macri se contactaron con Martín Polimeni, uno de los mayores especialistas en restauración de puentes ferroviarios.

“El puente de Ciudad de La Paz está cerrado porque está dañado. El daño que tiene no es producto del paso del tiempo ni de las fuerzas de la naturaleza en general. Más bien de algunos seres humanos con nombre y apellido que seguramente han gozado de impunidad después del daño que produjeron”, explica el vecino del barrio de Palermo. Alejandro es arquitecto y asegura que al permitir el tránsito vehicular sobre el puente, se le agregaron capas de asfalto y hormigón que incrementaron la carga permanente.

Desde que fue clausurado el paso vehicular los vecinos quedaron aislados y expresan que la inseguridad se volvió moneda corriente. La zona quedó abandonada y, sin presencia de efectivos policiales, los robos y las complicaciones en el tránsito se naturalizaron.

La obra antigua

Polimeni fue quien diseñó el futuro proyecto que mantiene la estructura original. Además, se hará una puesta en valor de la zona, otra de las cuestiones que generó mucho ruido en el barrio por los problemas de inseguridad.

La obra tendrá un costo aproximado de 2 millones de dólares y se licitará a fin de año. Quedará a cargo del Ministerio de Desarrollo que conduce Pablo Bereciartúa.

Inundaciones: el plan para prevenir el desborbe del río en La Boca y Barracas

La estación de bombeo La Boca-Barracas tiene dos funciones claves que son acelerar la descarga del agua de lluvia hacia el Riachuelo y prevenir inconvenientes ante una crecida del nivel del Riachuelo por sudestadas. También cuenta con ocho bombas con una capacidad máxima de extracción de agua de 35.000 litros por segundo.

También todos los días se limpia el Riachuelo, sobre una franja de 35 metros de ancho, lo que equivale a 738.000 m2 de superficie. El borde costero tiene 18 km y va desde La Boca hasta Puente La Noria, incluyendo el arroyo Cildáñez. Desde que estas tareas comenzaron en 2010, se evitó que más de 5 mil toneladas de residuos terminen en el Riachuelo.

crédito: GCBA

El jefe de Gobierno, Jorge Macri, junto al Ministro de Espacio Público, Ignacio Baistrocchi, estuvo en la estación de bombeo ubicada en La Boca y destacó su importancia para evitar inundaciones en los barrios de La Boca y Barracas producidas por lluvias.

”Estuvimos observando la limpieza del Riachuelo y todo el sistema de bombeo que tenemos. Son varios los lugares donde tenemos sistema de bombeo para que cuando llueva, y el río esté alto, el agua que viene del sistema pluvial de la Ciudad pueda salir igual. Porque si el río está más alto que la Ciudad, sin ese bombeo, el agua de lluvia no logra descargar. Entonces tenemos varias estaciones. Son 100.000 litros por segundo que podemos mover“.

En este sentido, expresó que “es una cantidad de agua notable. Así que estábamos revisando el sistema en general de limpieza del Riachuelo, que nos ha permitido evitar que mucho plástico o reciclables no lleguen ahí porque los agarramos antes. Y después, sí, los enviamos a nuestras plantas de separación y reciclado. El sistema de bombeo nos permite garantizar que cuando llueve no haya inundaciones“, dijo Jorge Macri.

Premetro porteño: reabrió la estación Fátima

El Premetro reabrió la estación Nuestra Señora de Fátima luego de su puesta en valor que incluyó pintura, iluminación y nuevo mobiliario.

El Premetro porteño también avanzó en obras de infraestructura como la renovación de Ana Díaz y también se están remodelando las estaciones Intendente J. C. Saguier, Presidente Illia, Parque de la Ciudad, Escalada, Pola, General Savio y Centro Cívico Lugano.

La empresa Subterráneos de Buenos Aires S.E. (SBASE) informó a este medio que reabrió la estación Nuestra Señora de Fátima del Premetro, luego de su obra de puesta en valor que tuvo como objetivo mejorar la infraestructura existente y la experiencia de viaje de los usuarios.

La obra, que forma parte del Plan de Renovación de Estaciones del Premetro, incluyó trabajos de pintura, renovación de luminarias y la incorporación de solados guías, señalización braille y nuevo mobiliario como bancos, cestos y apoyos isquiáticos.

crédito: Prensa SBASE.

De esta manera, se busca garantizar una mejor circulación por la estación y su integración al entorno, al transformarla en un espacio más cómodo y ordenado.

En el marco del mismo plan, finalizó la renovación de Ana Díaz y también se están remodelando las estaciones Intendente J. C. Saguier, Presidente Illia, Parque de la Ciudad, Escalada, Pola, General Savio y Centro Cívico Lugano.